¿Para qué se utiliza el vendaje neuromuscular?

vendaje neuromuscular

¿Para qué se utiliza el vendaje neuromuscular?

El kinesiotaping o la técnica de vendaje neuromuscular, es muy utilizada a día de hoy como método de vendaje que permite el movimiento de la zona. Esta es la gran diferencia del vendaje tradicional, pensado para inmovilizar la parte del cuerpo vendada. Estamos así ante unas vendas que cuentan con unas características y aplicación muy concretas, y que fueron creadas en base al concepto de que un correcto aporte linfático y sanguíneo, junto con el movimiento, ayudan a la recuperación de lesiones.

¿Qué es el vendaje neuromuscular?

Este método llegó en los años 70 y tiene su origen en Asia. En un primer momento, comenzó a utilizarse para la recuperación de lesiones de los deportistas de élite. Sin embargo, desde hace algunos años, ya es habitual su uso corriente por parte de fisioterapeutas y quiromasajistas en todo el mundo.

Se trata de una venda elástica y adhesiva que se pega sobre la piel. Iguala la elasticidad de la misma y puede tensarse hasta un 140%. Puede mojarse y no se despega fácilmente, de forma que se mantiene pegada durante los días necesarios para el tratamiento.

Efectos del vendaje neuromuscular

Este tipo de vendaje tan característico, ayuda a restablecer la circulación sanguínea, así como a la evacuación linfática si se aplica correctamente. Además, tiene un efecto analgésico debido al aumento de la circulación en la zona dolorida.

Otro de sus efectos es el neuromecánico. Se trata de una venda que incide sobre las fascias y el tejido celular subcutáneo, de modo que provoca un mínimo efecto mecánico que actúa sobre el tono del músculo en el que se aplica (lo aumenta o lo disminuye). No solo eso, sino que también ayuda a mejorar la calidad del movimiento.

Puede utilizarse aplicando diferentes técnicas en función del objetivo del vendaje. Su uso es habitual para la recuperación de lesiones en tendones o ligamentos, la corrección articular, aliviar el dolor, disminuir la inflamación, disminución de hematomas y fibrosis, corregir la postura, estimular los músculos hipotónicos o para el drenaje linfático, por ejemplo.

En CEM Canarias recomendamos siempre acudir a profesionales certificados en su aplicación, que conozcan muy bien la anatomía y biomecánica del cuerpo para saber cuáles son las mejores zonas a la hora de colocar este tipo de vendajes y por qué.

No Comments

Post A Comment