La importancia de saber cuál es tu prototipo de piel

La importancia de saber cuál es tu prototipo de piel

curso de estética en Las Palmas

 

El primer paso que hay que dar para tratar tu piel es conocerla. ¿Sabes qué tipo de piel tienes? El secreto para conservarla con un aspecto saludable y cuidarla para que esté a salvo de factores externos, es conocer si es seca, grasa, mixta o sensible. Este tema lo tratamos en uno de los primeros módulos de nuestro curso de estética en Vecindario y Las Palmas. Aunque en esta clasificación también se debería introducir la piel normal, desde nuestra experiencia podemos afirmar que casi no existe. La piel normal correspondería al “ideal de piel”, a una persona que disfruta de una piel equilibrada, fina, suave, flexible y tersa, algo muy difícil hoy en día debido a los agentes agresivos a los que se enfrenta a diario nuestra piel.

Piel seca

Si sientes que tu piel es tirante, rígida, quebradiza, áspera y presenta descamaciones, no quepa duda de que es seca. Quienes tienen este tipo de piel es habitual que su rostro presente un aspecto poco luminoso y, debido a la sequedad, parece que a veces es más vieja de lo que es. Los poros son muy pequeños y desde nuestro curso de estética en Vecindario y Las Palmas aconsejamos cuidarla manteniéndola siempre fresca e hidratada.

 

Piel grasa

Las pieles grasas son aquellas que presentan un exceso de secreción sebácea, razón por la que producen brillos en el rostro. Los poros se encuentran muy dilatados y, al tocar la piel, el tacto es ligeramente aceitoso. Este tipo de pieles es importante mantenerlas siempre limpias, ya que tienen tendencia a sufrir puntos negros y granos, pero sí es cierto que envejecen más lentamente.

 

Piel mixta

Desde nuestra experiencia como especialistas en tratamientos de estética en Vecindario Y Las Palmas recordamos que las pieles mixtas, como su propio nombre indica, presentan zonas de piel seca y grasa. Esta última se concentra especialmente en la zonta T (frente, nariz y barbilla). El cutis mixto debe ser tratado de una forma especial, ya que tiene necesidades distintas según el área del rostro.

 

Piel sensible

Si además de presentar una piel seca, grasa o mixta, tu cutis tiene tendencia a presentar sarpullidos, rojeces o picores y se irrita con facilidad, entonces también tienes la piel sensible. Esto es importante saberlo porque es mucho más recomendable el uso de productos con componentes naturales y libres de químicos.

 

De todas formas, desde CEM Canarias insistimos en que la piel no es siempre igual, sino que cambia con los años, la rutina diaria, el estado de ánimo e incluso las estaciones. Por este motivo se debe prestar atención a las condiciones en las que se encuentra la piel en cada momento, ya que hay cuidarla como se necesita.

No Comments

Post A Comment