Factores solares físicos o minerales y químicos

filtros solares

Factores solares físicos o minerales y químicos

Nos encontramos en pleno verano y una de las cosas de las que más se habla es de los protectores solares. Elegir el protector solar adecuado es fundamental, y, para ello, en CEM Canarias consideramos muy importante conocer los tipos y los principales componentes. Existen filtros solares físicos y químicos, cada uno con unas características diferentes. ¿En qué consisten y cuáles son sus principales diferencias? Conocer toda la información al respecto te ayudará a tomar la decisión más adecuada para tu piel.

Físicos o minerales

Los protectores solares físicos se caracterizan, principalmente, por estar compuestos por minerales naturales, como óxido de zinc, de titanio y de hierro, mica y talco. Pueden resultar poco cosméticos, puesto que es habitual que dejen una capa blanquecina y densa al aplicarlos en la piel, aunque cada vez dejan menos residuos. Una de sus principales ventajas, es que su efecto es inmediato, sin necesidad de tener que esperar los 30 minutos de rigor necesarios en otros casos.

Funcionan a modo de escudo, de forma que reflejan los rayos del sol y evitan que alcancen la superficie de la piel. Es la opción perfecta para aquellas personas que sufren de algún tipo de enfermedad dermatológica o tienen la piel sensible, ya que están completamente compuestos por materiales naturales. Además, hay que tener en cuenta que en menores es recomendable a partir de los tres años. En algunas firmas estos protectores pueden utilizarse a partir de los seis meses, pero nunca a una edad inferior.

Químicos

La formulación de los protectores solares que tienen un filtro químico, está compuesta a base de compuestos químicos como octocrileno, oxibenzona, octisalato, o avobenzona, entre otros. Son más fluidos que los anteriores y su aplicación resulta más agradable. En este caso, es necesario esperar 30 minutos una vez aplicados en la piel antes de la exposición al sol. Funcionan de forma diferente, ya que, en este caso, lo que hacen es absorber los rayos del sol y transformarlos en energía. Si no tienes ningún tipo de problema en la piel, los protectores químicos pueden ser una opción adecuada para ti.

Con todo esto, ya tienes información suficiente para saber qué tipo de filtro solar quieres aplicar en tu piel, teniendo en cuenta las principales diferencias que existen entre los físicos o minerales y los químicos.

No Comments

Post A Comment