¿Cuántos tipos de depilación existen?

técnicas de depilación

¿Cuántos tipos de depilación existen?

La cera es una de las técnicas de depilación más antiguas y eficaces que existen (dura entre 3 y 5 semanas) y se utiliza fundamentalmente para ingles, piernas y axilas. Además, existen diferentes variantes como la cera caliente, tibia o  fría (esta última más recomendada para personas con problemas circulatorios o de varices). 

Sin embargo, no es aconsejable para quienes tienen mucho vello. Y es que la eliminación de una gran concentración de pelo puede resultar más dolorosa con cera que con otras técnicas. ¿Quieres conocerlas todas y saber cuál es la más adecuada en función del tipo de vello y piel? ¡Sigue leyendo!

¿Cuál es la depilación más segura? 

La depilación con cuchilla es el método más utilizado por su rapidez y sencillez, donde el usuario puede eliminar vello de cualquier parte del cuerpo cómodamente y desde casa. Sin embargo, no arranca el pelo de raíz, sino que lo corta, de modo que vuelve a crecer rápidamente y con más vigor. 

Por otro lado, quienes acostumbran a depilarse con cuchilla tienen un vello más abundante y grueso. A esta desventaja se añade que el efecto al tacto es menos agradable que otros métodos depilatorios y la piel se deteriora. En definitiva, si tienes gran cantidad de vello y problemas de piel, la depilación con cuchilla no es para ti. Pero existen otros métodos que son mucho más recomendables y, por extensión, más seguros. Son los siguientes.

Crema: la mejor alternativa a la cuchilla

Una buena alternativa a la cuchilla es la depilación con crema. Esta se extiende sobre la superficie a tratar, se retira con una espátula y el pelo comienza a crecer en los siguientes tres días. La diferencia principal con la cuchilla es que no irrita la piel. 

Láser: el método definitivo por excelencia

Diodo, soprano, alejandrita… La elección de uno u otro tipo de láser requiere un estudio previo de la piel y pelo por el especialista para determinar cuál es el más adecuado en cada caso. De esta forma, evitaremos complicaciones como quemaduras e irritaciones. Además, el número de sesiones, así como el tiempo transcurrido entre sesión y sesión, van a determinar su eficacia. Con todo, es el método depilatorio definitivo por excelencia

Depilación con hilo: para zonas sensibles y áreas pequeñas

Esta es la fórmula más recomendada para zonas delicadas y más concretas como el bigote, el mentón o las cejas. Entre sus ventajas destacamos la sencillez, rapidez y definición, pero no es aconsejable para zonas más grandes. 

Luz Pulsada: adiós para siempre incluso al vello más claro

Al igual que la depilación con láser, la luz pulsada (IPL)es definitiva, si bien es cierto que funciona mejor en pieles y vellos más claros. Además, actualmente disponemos de aparatos de depilación IPL aptos para ser usados desde casa, aunque emiten radiaciones de menor intensidad para minimizar los riesgos del uso incorrecto.

Depilación con aparatos eléctricos: para un mayor apurado

Actualmente contamos con aparatos que arrancan el pelo por tracción cada vez menos dolorosos y más eficaces para el vello más corto. Se trata de la fórmula ideal para apurar o para retoques rápidos.


Por supuesto, la lista de fórmulas depilatorias es mucho más amplia. ¿Quieres conocer al detalle las técnicas de mayor éxito y formarte en este sentido? Consulta los programas de CEM Canarias, donde contamos con especialistas y material formativo de primer nivel para que te conviertas en un profesional y asesor acreditado.

Tags: