¿Cómo montar mi propio centro de estética?

centro de estética

¿Cómo montar mi propio centro de estética?

El sector de la belleza está en pleno auge y si estás pensando en montar tu propio centro de estética, debes saber que apuestas por un negocio con grandes posibilidades. 

Sin embargo, para abrir un salón de belleza debes tener en cuenta factores como dónde vas a ubicarlo, qué requisitos legales has de cumplir, los permisos necesarios que vas a necesitar o las características de la infraestructura. Todo ello, por supuesto, sin perder de vista la elaboración previa de un plan de viabilidad para tener presentes todos los gastos asociados al inicio de la actividad. 

¿Cómo montar un centro de estética y qué trámites más fundamentales debes realizar? A continuación, detallamos algunas claves para guiarte en tu nueva aventura. 

La elección de local y la infraestructura

En primer lugar, nos aseguraremos de que el establecimiento cuenta con un área de almacén independiente para colocar los productos cosméticos y los utensilios de limpieza.

Otras cuestiones como disponer de un botiquín de primeros auxilios o de zona de vestuario para empleados, así como de aseo para clientes y empleados, son imprescindibles. 

Por otro lado, las paredes y suelos del local han de ser impermeables y lisas para desinfectar fácilmente. El mobiliario, además, debe estar fabricado con materiales lavables e hipoalergénicos

En cuanto a la entrada del local, es importante contar con una zona de atención al cliente para las recepciones. 

Trámites para adquirir un centro de estética

Darse de alta como trabajador autónomo es el primer paso para operar. Otro punto fundamental a tener en cuenta es el de los permisos y licencias. En este sentido, señalamos que los centros de belleza se encuentran regulados en la Ordenanza Reguladora de las Condiciones Higiénico Sanitarias y Técnicas de Peluquerías, Institutos de Belleza y otros Servicios de Estética.

Permisos y licencias

Al tratarse de un servicio basado en el contacto directo con el cliente, donde intimidad y otras circunstancias relacionadas con la salud intervienen, deben extremarse las medidas de higiene y sanitarias para un buen funcionamiento del negocio, máxime si, además de la estética y la peluquería, se incorporan tratamientos que requieren asesoramiento médico, como el láser o los inyectables. En este último caso, debemos contar también con autorización de establecimiento sanitario

Por otro lado, las licencias que necesitamos a la hora de abrir nuestro salón o centro de estética con la de apertura, para lo que habremos de dirigirnos al ayuntamiento del lugar donde se vaya a ubicar el local, y la de obras.

Si aún te quedan dudas sobre cómo abrir tu centro de estética con todas las garantías y, además, quieres seguir formándote para ofrecer servicios de mayor calidad en tu negocio, ponte en contacto con CEM Canarias